Se caracteriza por la preocupación o ansiedad exagerada sobre asuntos diversos sin que haya una causa clara para ello. Si se padece durante 6 meses o más puede indicar un trastorno de ansiedad generalizada. Las preocupaciones no se limitan a un solo ámbito, pueden ser tanto de relaciones, familia, trabajo, dinero o salud. Incluso sabiendo que éstas son exageradas, es difícil controlarlas.
Además pueden haber otros síntomas como:

  • Problemas para concentrarse
  • Cansancio
  • Irritabilidad
  • Problemas de sueño
  • Inquietud al despertar

Otros síntomas físicos como tensión muscular, problemas estomacales, sudor, falta de aire,…

Tratamiento
La clave del tratamiento es dar a la persona con TAG herramientas para sentirse mejor y afrontar los problemas con éxito. Se puede combinar la psicoterapia con medicación.
La terapia cognitivo-conductual permite relacionar pensamientos, conductas y síntomas de forma que éstas pueden ser cambiadas mediante técnicas tanto conductuales, como la relajación o la meditación, como cognitivas cambiando las creencias erróneas que llevan al malestar.

Otros consejos útiles pueden ser:

  • Reducir la cafeína
  • Evitar la ingesta de alcohol o drogas ilícitas
  • Hacer deporte, cuidando la alimentación y el sueño

CONTACTO