La psicoeducación intenta proporcionar un marco teórico y práctico en el que los pacientes puedan comprender y afrontar mejor la enfermedad y sus consecuencias. Se sustenta sobre una adecuada alianza terapéutica centrada en la información, la colaboración y la confianza.

La psicoeducación va más allá de la mera transmisión de información, incide en cambios cognitivos y conductuales a partir de un entrenamiento en habilidades prácticas que mejoren la competencia del sujeto en el manejo de la enfermedad. Se basa en el modelo médico y remarca la relación entre vulnerabilidad biológica y factores ambientales que pueden afectar el curso del trastorno.

CONTACTO