El Mindfulness consiste en prestar atención deliberadamente a la experiencia en el momento presente, sin juzgar y por tanto con una actitud de curiosidad, apertura y aceptación. Su práctica continuada permite que la persona tome mayor conciencia de sus pensamientos, emociones, sensaciones y reacciones automáticas, dotándola de mayor habilidad para elegir las respuestas que emite de un modo más beneficioso. Contribuye así a incrementar la regulación emocional y a reducir el malestar psicológico provocado por determinadas enfermedades o por situaciones de estrés.

psiquiatria_adultos

CONTACTO