Este trastorno también forma parte de los trastornos del estado de ánimo, con la presencia de episodios maníacos, normalmente combinados con episodios depresivos.

Un episodio maníaco se define por un periodo concreto durante el cual el estado de ánimo es anormal y persistentemente expansivo (incesante e indiscriminado entusiasmo en las interacciones interpersonales, laborales o sexuales) o irritable. Este estado de ánimo se acompaña de síntomas como aumento de la autoestima o grandiosidad, disminución de la necesidad de dormir, lenguaje verborreico, distraibilidad, pensamiento acelerado, agitación psicomotora, implicación excesiva en actividades placenteras con un alto potencial para producir consecuencias graves (compras y gastos desmedidos, conducción temeraria, comportamientos sexuales inusuales..).

Kontakt