Ataques repentinos de miedo intenso sin una causa directa con ansiedad aguda y extrema, acompañada de síntomas físicos (sensación de ahogo, mareos, ritmo cardíaco acelerado, sudoración, temblores, …) en que la persona cree que va a morir.

Tensión crónica con un elevado grado de preocupación y nerviosismo sin nada aparente que la provoque.

Temor irracional y persistente ante un objeto específico, actividad o situación, como:

  • A las aglomeraciones: entrar en grandes almacenes, etc.
  • A los espacios demasiado abiertos: salir de casa para ir a comprar, etc.
  • A los espacios cerrados: subir en ascensor, ir al cine, etc.
  • A situaciones concretas: conducir el coche, miedo a volar, etc.
  • A situaciones inespecíficas: que mi jefe no esté contento con mi trabajo y me despida, que le pase algo a mi hijo, etc.
  • A objetos específicos: a los pájaros, a la suciedad, etc.
  • A relacionarte con otras personas, ir a reuniones con amigos, etc.

Recuerdos persistentes, tras el impacto de un trauma emocional, con vigilancia extrema hacia esos recuerdos y la reducción general de interés por los sucesos cotidianos.

Son signos de un Trastorno de Ansiedad.

La ANSIEDAD es un estado psicológico displacentero que causa un gran desasosiego acompañado frecuentemente de síntomas fisiológicos: fatiga extrema, dificultad para concentrarse, irritabilidad, tensión muscular, alteraciones del sueño, sensación de ahogo, vértigos, ritmo cardíaco acelerado, temblores, sudoración, …

Posibles consecuencias a largo término si no se trata:

  • Aparezcan conductas de evitación: se evitan las situaciones que provocan ansiedad, restringiendo paulatinamente el funcionamiento social y personal.
  • Aumento de consumo de sustancias tóxicas (alcohol, cannabis, sedantes, …) que provocan la ilusión de mejoría, pero provocan efecto rebote con la necesidad de volver a consumirla aumentando la cantidad.
  • Se puede cronificar y acabar desembocando en una depresión. La vivencia de sufrimiento constante prolongando en el tiempo lleva a la desesperación y pensar que no hay salida.

Cuando la ansiedad es tan intensa y duradera que interfiere en las actividades normales de la persona y se produce un deterioro del funcionamiento social, personal y fisiológico es preciso buscar ayuda profesional de especialistas en salud mental.

En AURIS INTERNACIONAL tenemos expertos en el tratamiento de la ANSIEDAD.

CONTACTO