Consejos para mejorar el autocontrol

By 24 enero, 2017Sin categorizar
autocontrol

Cuando hablamos de autocontrol nos referimos a la capacidad de ejercer dominio sobre uno mismo; poder controlar nuestras emociones, comportamientos o deseos. Tener autocontrol significa afrontar cada situación de nuestra vida con la mayor serenidad, tranquilidad y eficacia posible. Controlar esta capacidad es fundamental en multitud de circunstancias, ya sea en un conflicto de pareja, un acuerdo laboral o un problema con desconocidos.

Pero, ¿qué beneficios tiene el autocontrol? Nos ayuda a afrontar situaciones difíciles con mayor eficiencia, controlar el estrés cuando nos encontramos bajo presión, ayuda a mantener la clama y claridad en el pensamiento, beneficia las relaciones personales y profesionales, aumenta la concentración y sobre todo, mejora el bienestar emocional. En el ámbito de la psicología, el autocontrol es considerado como una pieza esencial para la salud mental, física y emocional de toda persona.

A continuación os presentamos simples y sencillos pasos que os ayudarán a mejorar vuestra capacidad de autocontrol:

–  Busca nuevos pasatiempos. Centrarte de lleno en nuevas formas de entretenerte como los rompecabezas, el deporte, la música o la escritura puede ser la distracción perfecta para auto-controlarte.

La meditación. Si eres de los que se distrae con frecuencia en el trabajo, de los que comen de forma ansiosa o va siempre corriendo a todos lados; os proponemos practicar la meditación para relajar tanto el cuerpo como la mente. Elige un lugar tranquilo, ponte ropa cómoda y reserva diez minutos de tu día. Es la mejor forma de conectar con uno mismo, analizar problemas y pensar en lo que falta por hacer frente. Neurólogos afirman que dedicar unos minutos a nuestro pensamiento ayuda a controlar mejor diferentes situaciones.

Busca sistemas de apoyo. Aquí los amigos y familias juegan un papel fundamental. Tenerlos cercas en momentos claves cuando perdemos el control, nos ayudará a controlar nuestro comportamiento y pensamiento. Las palabras de ánimos, un abrazo o una simple charla pueden ser la cura perfecta para reforzar nuestras decisiones y crear un cambio en nosotros.

Practica el Mindfulness. Muchos expertos demuestran que esta práctica mejora el autocontrol y la gestión emocional, especialmente en situaciones de estrés. El Mindfulness permite que la persona tome mayor conciencia de sus pensamientos, emociones y reacciones automáticas, aportándole mayor habilidad para elegir las respuestas de un modo más beneficioso.

Leave a Reply